¿Qué es la Educación temprana?

La Educación temprana es aquella enfocada específicamente a los cachorros y al perro joven. Abarca desde el nacimiento hasta los dos años de edad aproximadamente, en la que podríamos considerar al perro adulto.

De un adulto esperamos que haya completado su desarrollo físico pero también que haya alcanzado la madurez emocional. Pero esto no siempre es así, son dos cosas que no siempre van de la mano.

Cachorros

El desarrollo natural de los cachorros a nivel emocional se ve muy afectado cuando los introducimos en un entorno humano. Cuando los cachorros son criados en un entorno más rural (de la mano de su madre, hermanos y otros perros), se convierten en perros adultos maduros y sin problemas de comportamiento, perros equilibrados.

Cuando los criamos nosotros nos sorprendemos cuando empiezan a mostrar conductas que nos resultan conflictivas y problemáticas (ladridos excesivos, destructividad, miedos, inseguridad, agresividad, hiperactividad…)

Resulta que cuando somos capaces de adecuar nuestras exigencias y permitir al perro desarrollar todo lo que necesita desarrollar como perro, lo que conseguimos es MADUREZ Y EQUILIBRIO.

Un perro maduro es un perro que tiende a la calma, que no busca problemas, observador y prudente, capaz y resolutivo, un perro consciente de la importancia de cooperar con el grupo y por tanto más capacitado para asumir las normas en un mundo humano.

Conocer las diferentes fases del desarrollo de un cachorro nos va a dar pautas sobre qué tipo de comportamientos podemos esperar en cada momento de su vida y así adecuar nuestras exigencias a esos momentos, y además propiciar situaciones y entornos que los ayuden a alcanzar esa madurez física y emocional.

Educación temprana

En la educación temprana que yo os propongo aprenderemos sobre:

  • Etapas de desarrollo: El cachorro y el perro joven. Prioridades y acompañamiento en cada fase.
  • Aprendizaje de buenos hábitos: Conducta higiénica, paseos de calidad, no tirar de la correa, alimentación, juego, relaciones sociales…
  • Comunicación y estrés canino.

Si estás interesado/a en criar y acompañar al cachorro en su aprendizaje de una forma respetuosa y más natural, yo te puedo ayudar.

2 comentarios en “¿Qué es la Educación temprana?

  • Hola Ana, adopté un cachorrito mestizo con 20 días de una protectora porque lo habían abandonado. Ahora tiene 10 semanas y 6 kg. Es bastante inteligente ( se sienta, da la pata, se tumba, no se abalanza a la comida hasta que no recibe permiso… pero es muy cabezón y no consigo que deje de morder todo por más que lo intento. Me podrías facilitar algún consejo, recomendar algún libro o si tienes clases online. Muchas gracias.

    • Hola Francisco, encantada de saludarte.

      El coger todo con la boca y morderlo es un comportamiento muy natural y propio de su edad. Que usen su boca con nosotros, también. Pero no solo eso… es un comportamiento necesario! Con él aprenden:
      – Del mundo que les rodea: registran texturas, olores, sabores, peligros… Es una prioridad para un cachorro ir conociendo el mundo poco a poco y en esta etapa se enfocan mucho en reconocerlo interaccionando con la boca.

      – A controlar la fuerza con la que muerden: de forma natural lo aprenden con sus hermanos y sus progenitores (necesitan morder algo vivo) y solo experimentando esto es que los perros de adultos son capaces de marcar con la boca sin hacer daño. Si sus congéneres no están o no hay otros perros adultos, debemos suplirlo nosotros y permitir que el cachorro nos mordisquee las manitas a ratos, aprovechando más bien los momentos en los que está más tranquilo porque si está sobreexcitado, su comportamiento será más exagerado y nos costará más aguantar esos alfileres de dientes que tienen 🙂

      Si el desarrollo de estas necesidades es el adecuado, en poco tiempo esa “ansiedad” de usar la boca disminuirá y cesará. Pero necesitan hacerlo, NO se están acostumbrando a morder las cosas o a las personas. NO aconsejo que se les regañe por hacerlo. Esto es muy importante entenderlo. Cuanto más intentes que no pase algo (que es necesario y natural para su desarrollo) más problemas te va a dar: obsesiones, hiperactividad, frustación, miedos… Ahora bien, hay formas de permitir estos comportamientos de un modo seguro y que no acabe con nuestras pertenencias o nuestras manos hechas añicos jeje. Te invito a contactarme por email ya que aquí pueden influir otras variables, como para darte un consejo general.

      También me gustaría invitarte a disminuir las veces que le pides al tu cachorrito que haga cosas (sentarse, tumbarse, etc…) para ganarse “otras cosas”, puesto que no está dentro de sus capacidades ese tipo de disciplina (ni la considero necesaria). No digo que no pueda aprenderlas y hacerlas, digo que no se les puede EXIGIR (son bebés), y un exceso de este tipo de comandos tiene consecuencias negativas.

      Ánimo! la aventura de acompañar a un perrete durante su desarrollo puede ser fascinante.

Responder a Francisco Sánchez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *